Diferenciar un evento es fácil, si sabes cómo

Organizar un evento es un trabajo que requiere del dominio de muchas “artes”. Conseguir el cliente, planificar las directrices, innovar (sobre todo innovar, evolucionar y adaptarse a los cambios)

Una vez establecidos los objetivos del evento hay que tener muy claro que son algo más que desplazamientos, hoteles, papelería y cartelería, y merchandising . Al evento hay de darle vida propia, hay que diferenciarlo de otros

Personalizar es la clave. Y desde aquí te ofrecemos una serie de recomendaciones que podrían hacer de un evento, EL EVENTO.

Primero, confiere a tu evento visibilidad y llévalo a ser conocido por la comunidad a la que va dirigido: un logo y una buena imagen de marca lo son todo. Y, evidentemente una campaña en medios es imprescindible. Si el evento cuenta con mucho presupuesto, un primer vídeo corporativo original y divertido, que lo presente en el sector al que va dirigido el evento sería un buen comienzo. Plantear una argumento original y contar una historia que enganche, puede ser clave: el storytelling es muy importante.

Campaña en redes. Más visibilidad, más cercanía. Utiliza los canales de socialmedia de tu empresa o crea unos exclusivos para el evento (son muy útiles si el evento tiene continuidad en el tiempo, o están previstas más ediciones)… y llega a tu público objetivo e interactúa con ellos. Presenta el evento y ofrece información sobre él y ayuda a los posibles asistentes. Saber que hay alguien detrás, la humanidad en los canales de redes sociales, genera confianza.

Elige la sede apropiada. Conocer y enfocar el objetivo principal del evento y relacionarlo con la sede puede ser un bien punto de partida, el vinculo sede-evento confería personalidad al último. Y ten presente que casi todo vale: edificios singulares, garajes, plazas públicas, estaciones de metro han sido testigo de eventos.

El catering. Es una forma de hacer que tu evento sea distinto. Elegirlo en función de la temática del mismo y personalizar vajilla y/o servilletas con el logo o colores corporativos del evento. Adornar las mesas de acuerdo al contenido del programa de evento si es posible, e incluso llevar la temática del mismo a la mesa, poniendo nombres de ponencias o incluso de invitados de renombre. También existe la posibilidad de hacer “pequeñas jornadas gastronómicas” y ofrecer especialidades de otros países, o de otras provincias. Si el evento es más informal, el bufé es la mejor solución, y si el presupuesto no es muy amplio, la decoración floral y con velas estratégicamente dispuestas puede crear un ambiente agradable, igual que la luz y la disposición de las mesas. ¿Has probado la experiencia de comer suspendido en el aire?

Afterwork. Ofrece a los asistentes la posibilidad de que “comenten la jugada” tras el evento, y en la sede del mismo, ofreciéndoles cócteles. Además de original, divertido y relajante, contribuyes al networking.

Sonríe. A todas horas. Siempre. No hay nada que mas contribuya al buen desarrollo de un evento, que la sonrisa permanente en la cara de sus organizadoras.

Y tú ¿tienes alguna idea original? ¿Nos la cuentas?

RG Comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s