No vamos a hablar por hablar

Hace unos días, en RG tuvimos nuestra habitual reunión de comunicación. Es estas reuniones nos replanteamos estrategias, priorizamos unas redes sobre otras según el momento, el cliente y la campaña. Cambiamos, creamos, quitamos, ponemos, siempre a la caza del elemento diferenciador, de la música y no del ruido.

Ser distinto es la clave. Buscar y encontrar eso que hace que los demás se fijen en ti, es la piedra filosofal de la comunicación en redes sociales. Destacar sobre el resto.

No debemos hablar por hablar. Hay que dotar de contenido a los mensajes que emitimos y no confundir cantidad con calidad, porque menos siempre es más y sobre todo en comunicación. Cuidar el mensaje, cuidar el contenido y no diluirlo en ruido de fondo y verborrea digital inútil. Un mensaje bien estructurado puede perderse en un mar de tuits (propios y ajenos) de relleno, o quedar escondido entre publicaciones insulsas en el muro de Facebook; bastante nos complican la vida los algoritmos como  para contribuir a nuestra invisibilidad con un mensaje que no impacta.

Ten un buen storytelling, selecciona cuidadosamente qué contar, cómo hacerlo y dónde. Rentabiliza el esfuerzo, optimiza tus recursos,  localiza el canal con más audiencia para volcar en él todo tu contenido.

Ah… Y sonríe.

 

RG Comunicación 

Anuncios

Sabías que…

Hoy, unas curiosidades del mundo virtual.
¿Listos?

  • En todo el mundo hay casi 4 mil millones de usuarios en internet, un cuarto de ellos reside en China
  • Existen 1.900 millones de páginas web en Internet, más del 75% están inactivas
  • Son más de 2,5 millones de emails los que se envían cada segundo, de los cuales el 67% son spam
  • Hay 7.064 Tuits por segundo
  • En Instagram se suben 70 millones de fotos y vídeos mensuales y se dan 1000 millones de Likes cada día
  • Coca-cola es la marca más seguida en Facebook, con unos 72 millones 
  • El español se sitúa en el top tres de idiomas más utilizados en la red. Por detrás del inglés y el chino, es utilizado por un 28% de internautas para navegar.
  • Una de cada cinco parejas casadas se conoció en Facebook
  • Se escriben 2.000.000 millones de entradas de blog al día
  • Hay varios hoteles en el mundo acondicionados especialmente para que te saques los mejores selfies. Uno está en Australia, y otro en Tailandia con rincones especialmente diseñados para sacar fotos.

RG Comunicación

Mastodon, desembarco en Normandía 2.0

Érase una vez enero de 2015. Miles de usuarios de Twitter se pasaron a Quitter como protesta tras el cierre o suspensión de muchas cuentas en la red del Pajarito.

1 de octubre de 2018: una diáspora tuitera se muda a Mastodon, en menor escala, pero por los mismos motivos que en 2015. Huyen de la censura, los trolls, los bots, los haters… Huyen, de nuevo, de Twitter

Pero ¿qué es Mastodon? Mastodon es una red social que nació en octubre de 2016 bajo el dominio “Mastodon.social”. Su creador, Eugen Rochko, tenía objetivo de evitar el mal ambiente de Twitter. En esta red, cuya característica principal es la descentralización (cualquiera puede crear su propio servidor, llamado “instancia”. Cada instancia es gestionada por administradores y tienen políticas propias de uso y gestión de recursos. Hay 1.500 por todo el mundo) no hay algoritmos ni publicidad  y no tienes que dar más datos tuyos que la dirección de correo y una contraseña. Uno de los claims de esta plataforma es  “Eres una persona, no un producto“.

En Mastodon se escriben toots (bocinazos) y la longitud máxima es de 500 caracteres frente a los 280 de Twitter, cuenta con más de 241.000 usuarios activos, un número de usuarios algo insignificante pero no hay censura. Su interfaz es sospechosamente parecida a TweetDeck y se parece mucho en su funcionamiento a Twitter, cosa que es muy de agradecer.

¿Será el comienzo de una nueva red social? En caso afirmativo, ¿llegarán los bots, los haters y la censura y el interés por los datos de los usuarios? Lo sabremos pronto.

 

RG Comunicación

El “sharenting” o cómo acabar con la reputación de nuestros hijos

El “sharenting” -un anglicismo que proviene de share (compartir) y parenting (paternidad)- y describe el uso excesivo de las redes sociales por parte de los padres para compartir contenido gráfico relacionado con sus hijos.

Antes de cumplir los 5 años, los padres de un menor suben un promedio de 1000 fotos a Instagram o Facebook y antes de que el menor pueda crear sus propios perfiles, ya hay momentos de su vida a la vista de familiares, amigos y también, completos desconocidos, que sus padres han sido subido sin su consentimiento. Esto entra de lleno en el ámbito de la reputación digital, y puede ocasionar problemas cuando recaben información sobre el menor y ya en su vida adulta futuros empleadores, compañeros de trabajo o parejas.

Además, ciertas fotografías o informaciones publicadas sobre el menor pueden afectar a la reputación del niño, perjudicándole en su entorno social o en el colegio y pueden ocasionar situaciones de ciberacoso o bullying, además de chantajes o amenazas.

Es fundamental saber que los pederastas obtienen fotografías e información de los niños a través de redes sociales. Los datos e imágenes publicados por sus padres les sirven para conocer más acerca del niño: gustos, aspectos sobre su salud, problemas de comportamiento, colegio en el que estudia, cumpleaños, amigos…  Y exponen al menor, provocando una situación de vulnerabilidad muy grave.

Debemos tener en cuenta que:

  • Los padres está obligados a pedir el consentimiento de menor antes de publicar imágenes suyas y permitirles el derecho al veto.
  • Parece una obviedad, pero es conveniente asegurarse de que el menor está vestido.
  • Hacer el siguiente ejercicio: “¿Cómo me sentiría yo si el día de mañana viera una imagen mía así?”.
  • Compartir las imágenes desde las redes de los padres y no crear cuantas para los menores a tal fin: un 5% de los niños menores de dos años cuenta con un perfil en redes sociales creado por sus padres, cifra que se incrementa a medida que van cumpliendo más edad.

RG Comunicación

Deepfakes, un paso más en la post verdad

Parece que la desinformación va calando poco a poco en nuestro día a día. Desde comienzos de este año estamos asistiendo a un paso más en el ámbito de las Fakes News, esas campañas de desinformación que se viralizan a través de la red y buscan influir en la opinión pública. Se trata de una nueva tecnología de inteligencia artificial llamada Fake App con la cual se pueden hacer videomontajes en los que se manipulan los rostros de sus protagonistas para poner la cara de otra persona de una manera muy realista creando lo que se denomina Deepfake (falsedad profunda).Hasta aquí no dejaría de ser una herramienta “divertida” pero el problema radica en el uso que se hace de esta nueva tecnología ya que se está utilizando para difamar a políticos o personajes conocidos o para hacer chantajes y culpar a personas de actos que nunca han cometido. Por el momento no existen herramientas legales para prohibir estas prácticas, aunque Twitter las ha prohibido y Reddit ha cerrado algunos de sus grupos sobre Deepfakes.

Así que ahora toca estar un poco más alerta de la información que nos llega por las redes sociales. Si antes teníamos que contrastar con diversas fuentes para comprobar que la información recibida era real ahora tendremos que ser precavidos y no hacer caso a la premisa de “si no lo veo, no lo creo”.

 

RG Comunicación

#RGDiccionario, nueva entrega

Ya tocaba. Es viernes y volvemos a la carga con nuestro #RGDiccionario porque el saber nunca ocupa lugar.

 

  • Linkbait. Su traducción es “cebo de enlaces” y es el contenido de una web que incentiva a crear enlaces hacia el sitio. Se trata de elaborar un contenido que crea la necesidad de ser enlazado por los demás, generando de esta forma enlaces entrantes a este contenido. Por tanto, el Link Bait, se considera a la forma en la que los propietarios de otras webs enlazan a tu contenido por su relevancia.
  • Feed.  Medio de difusión que permite distribuir el contenido de una web entre sus suscriptores. Es una especie de web “bajo demanda”.
  • Contenido de valor. Ayuda y aporta valor real a los usuarios. Es un contenido con más alta probabilidad de ser compartido en Redes Sociales y nos permite aumentar el engagement, fidelizar y llegar a usuarios nuevos.

RG Comunicación 

La cosa va de influencers

Se definen como personas con credibilidad sobre temas concretos y que por su presencia e influencia en redes sociales pueden llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca determinada. Se han convertido en una opción más que interesante para las marcas a la hora de promocionar un producto (marketing de influencers) puesto que sus seguidores valoran sus opiniones e imitan sus actos.

Un influencer influye. Es una redundancia pero es cierto, y es por eso por lo que no debe tomarse sus acciones a la ligera: la repercusión de las mismas puede costar un descalabro para la marca… O para él mismo.

Este ha sido el caso de Dulceida. La influencer española con más seguidores, se daba un batacazo importante y su imagen sufre ahora mismo una crisis de reputación. Durante una visita con su mujer a Cape Town, se fotografió con unos niños africanos a los que había regalado unas gafas de sol de Miss Hamptons, un modelo diseñado por la propia Dulceida para la firma. (Ella niega que hiciera publicidad alguna y queremos pensar que las fotos se hicieron con el consentimiento de los padres y madres de los niños)

Además, publicó en su perfil de Instagram unas fotos en la que se daba un baño relajante, lo que no sería relevante si Cape Town no fuera la una de las ciudades del mundo a punto de acabar con sus reservas de agua. Dulceida aseguró desconocer que estuvieran sufriendo una sequía y se disculpó por las imágenes.

 

Quizá ha llegado el momento de que los influencers dejen de transmitir una imagen superficial y pongan los pies en la tierra, que se vuelvan más auténticos y que no vendan felicidad impostada. Si un influencer vive de influir ha de tomarse en serio su trabajo,  no cometer errores como el de Dulceida, y no transmitir mensajes inadecuados,  falsos y carentes de valores (sobre todo si pensamos en la edad de los influenciados)

A Dulceida le hubiera venido bien informarse de que Cape Town sufre la mayor crisis hidrográfica del planeta, y evitar así males mayores. De que hacerse fotos con niños africanos para enseñar al mundo su bondad es un arma de doble filo y puede ser considerado racista. De que esos niños son menores y eso podría tener consecuencias legales.

Se ha disculpado, sí. Pero el mal ya está hecho.

A cuestas con el #RGDiccionario

Resulta que cuando en RG Comunicación andamos más liados de curro, pensamos en hacer un post facilito y nos dedicamos a ir añadiendo páginas a nuestro diccionario. Lo que pasa es que no acaba siendo tan facilito, porque el cortapega es el mal, y además no queremos repetir, y lo que iba a ser coser y cantar se vuelve una aventura. ¿Y sabéis una cosa? Que nos encanta.

Dicho lo cual, aquí os dejamos nuestra última entrega del #RGDiccionario

 

  • Fan Page.  Perfil de una marca u organización en Facebook; se podrían considerar una red social dentro de otra red social y son pilar importante en las estrategias de marketig de marcas que permiten interaccionar con su público objetivo.
  • GIF.  Son las iniciales de  Graphics Interchange Format,  animaciones cortas que apoyan o explican un concepto en clave de humor.
  • Like. También se conoce como “me gusta” y es una acción disponible en redes como Facebook, Twitter e Instagram para mostrar gusto o aprobación por un post, una publicación, tuit, imagen o video. Son tremendamente adictivos, por cierto.
  • Meme.  El término “meme” proviene del antiguo griego “mimema”, que significa “algo que se imita“. Un meme es una imagen con texto que, desde un punto de vista humorístico,  desarrolla un pensamiento, idea, broma, o concepto, imita un acto determinado o lo extrapola a distintos escenarios y circunstancias.

RG Comunicación

Y la noticia es… ¿falsa?

No nos engañemos, las noticias falsas no son algo nuevo; la difusión de bulos o noticias falsas es casi tan antigua como la historia de la humanidad, pero la aparición de las redes sociales ha jugado un papel clave en la difusión de estos bulos.

Las redes sociales son canales clave para la difusión de la información por su velocidad, su alcance y por su capacidad para viralizar contenido y esto es un arma de doble filo de la que se aprovechan los creadores de fake news. Una noticia falsa se ha difundido a toda velocidad a través de Twitter o Facebook antes de que pueda ser desmentida. De hecho continúa difundiéndose tras ser desmentida.

Las noticias falsas no solo buscan generar tráfico hacia determinadas webs o portales. Una noticia falsa puede tener carácter desestabilizador a nivel político (elecciones en EEUU) deportivo (rumorología antes de eventos importantes) o financiero. No olvidemos que atentados y catástrofes son también una fuente de fake news: muchos medios o webs de dudosa reputación apelan a lo emocional para conseguir difusión y visitas aprovechándose de la repercusión mediática y social de tragedias de gran magnitud.

¿Cómo reconocer una noticia falsa?

Estos simples pasos pueden evitarnos problemas si nuestro instinto nos dice que lo que leemos no es muy creíble.

  • Ver qué medio la pública y qué tipo de noticias están colgadas en la web que las difunde. Si la línea editorial de este medio especialmente agresiva con algún grupo pon la información en cuarentena
  • Hacer una búsqueda exhaustiva en otros medios y comprobar si se han hecho eco de la noticia. Suele ser muy revelador. Acudir las fuentes, si las citan
  • El autor. Las noticias falsas no suelen estar firmadas. Si lo está, buscar a su autor, ver si existe qué otras noticias ha firmado
  • Existen web especializadas en comprobar noticias falsas como snopes.com, La Buloteca,  o FatCheck.org

RG Comunicación.

Abrimos el #RGDiccionario con la “s” de…

Con la “s” de “storytelling” y “shadow banning“.

El storytelling es el arte de contar una historia para conectar con tus usuarios o clientes activando su parte emocional. Conectar con los usuarios mediante el relato de una trama y conseguir activar emociones, que se sientan identificados con esa historia  y generar así un vínculo con la marca o producto. Conocer al público objetivo al que nos dirigimos,  y proveer a la historia de emoción y de una moraleja son aspectos a tener en cuenta a la hora de diseñar un buen storytelling.

Shadowbanning o bloqueo en la sombra es una acción llevada a cabo por los administradores de foros, comunidades on line  o en algunas redes sociales en las que el usuario puede acceder a su cuenta o perfil con normalidad, publicar en ella e interactuar con otro usuarios, pero su contenido no es mostrado a estos o se muestra con menos prioridad. Suele ser impuesto por causa de comportamientos inadecuados. Normalmente la plataforma no informa del shadowbanning y suele ser temporal o definitivo.