Hablar en público para dummies

Hablar en público puede convertirse en una auténtica pesadilla. Nervios, inseguridades, sudores… Toda una montaña rusa de sensaciones que en ocasiones no son fáciles de controlar.

Para evitar que pases por ese calvario te damos algunas claves para comenzar a superar tus miedos.

  • ¿A quién nos dirigimos? Lo primero que tenemos que saber es el tipo de público que tenemos delante. Tenemos que investigar qué tipo de personas nos escucharán, averiguar cuánto saben del tema y su predisposición a él. De esta forma podremos adaptar nuestro discurso para alcanzar e incluso superar sus expectativas y necesidades.
  • Planifica que algo queda.  La planificación nos ayuda a determinar qué decir a nuestro público. Consiste en tener muy claro el objetivo que queremos transmitir y definir un mensaje relevante. El mensaje debe ser claro, conciso y relevante para el público que nos escucha.
  • Prepara y vencerás.  Para mejorar nuestras probabilidades de éxito, es importante dividir la presentación en partes claras y bien ordenadas que ayuden al público a seguir y a retener lo que les transmitimos.
  • Domina el escenario ¿Cómo conectamos con los asistentes? Es importante tener contacto visual con el público, hacer cómo que estamos manteniendo una conversación con ellos, usar gestos naturales y no moverse demasiado por la sala para evitar distraer a los asistentes.
  • ¡¡Practica!! Practicar, practicar y seguir practicando. Es la mejor manera de conseguir mejorar nuestra técnica de hablar en público.

RG Comunicación

 

Anuncios