De comunicación y ventanas

Saber qué decir y qué callar, y saber cuándo decirlo, elegir el momento oportuno. Ser asertivo, empático, usar la inteligencia emocional y las palabras adecuadas. Y si son pocas, mejor porque el exceso de palabras suele ser contraproducente.

Una actitud proactiva, observar, callar, preguntar mucho , no juzgar… Y escuchar. Escuchar lo que se dice y lo que no se dice.

Establecer una  buena comunicación te pone en bandeja nuevas oportunidades.

Anuncios