Nunca digas nunca

Cuando llevas muchos años organizando eventos sabes mucho mejor que Nike que “impossible in nothing” y los “no puedo”, “no sé”, o “no hay tiempo para eso ahora”  desaparecen de tu vocabulario y “creatividad” y “compromiso con el cliente” ocupan su lugar.

Ser innovador y eficaz, no doblegarse a los  problemas, analizar las opciones y encontrar siempre una respuesta, incluso dónde nunca pensabas que estaría es (o debería ser) el día a día del organizador de eventos. Los inconvenientes se transforman en retos y cada reto te hace crecer y aprender algo nuevo.

Trabajar en la organización eventos es construir y da forma a sueños ajenos y para que eso funcione, para que eso sueños se han realidad, hay que involucrarse y hacerlos propios.

Y como nos gusta soñar a lo grande, nos gusta nuestro trabajo.

Nunca digas “esto es imposible” y #RGnérate.

 

Anuncios